La vacuna experimental COVID-19 muestra resultados tempranos positivos en ensayos en humanos

BioNTech de Alemania y el gigante farmacéutico estadounidense Pfizer informaron el miércoles resultados preliminares positivos de un proyecto conjunto para desarrollar una vacuna contra el coronavirus .

La vacuna experimental COVID-19 muestra resultados tempranos positivos en ensayos en humanos

Pixabay.

Conocido como BNT162b1, produce respuestas de anticuerpos en o por encima de los niveles observados en cualquier suero convaleciente, sangre de personas que se han recuperado, en dosis relativamente bajas, según el CEO de BioNTech, Ugur Sahin.

 

Los datos preliminares provienen de un llamado ensayo de fase 1/2 que tuvo como objetivo mostrar que la vacuna no es tóxica y desencadena una respuesta del sistema inmunitario para preparar al cuerpo para combatir el virus. De las 45 personas de 18 a 55 años que participaron en el ensayo, la mayoría recibió dos dosis, con 21 días de diferencia, de la vacuna o un placebo.

 

Vea también: ¡Espectacular! La NASA publicó un ‘timelapse’ de 10 años del Sol

 

Un número relativamente alto de participantes desarrolló fiebre después de la segunda dosis, según un estudio publicado en el sitio web de pre-publicación medrxiv.org. Pero esto no es inesperado y no se considera un obstáculo.

 

La vacuna se basa en el ARN mensajero, código genético que se desliza en las células humanas para hacer que generen anticuerpos específicamente diseñados para el coronavirus.

 

Varias compañías han publicado resultados de las fases iniciales de los ensayos clínicos que indican que sus vacunas experimentales causan una respuesta del sistema inmune.

 

Un total de 23 proyectos de vacuna COVID-19 han lanzado ensayos clínicos en humanos, dice la London School of Hygiene & Tropical Medicine.

 

Varios han pasado a la fase dos o a la fase tres, cuando son inyectados en miles de voluntarios para evaluar su efectividad, monitorear los efectos secundarios y recopilar otra información que les permita ser utilizados de manera segura.

 

Una vacuna creada por la firma estadounidense de biotecnología Moderna y una de la Universidad de Oxford en colaboración con la firma británica-sueca AstraZeneca se encuentran entre las que se encuentran en las etapas más avanzadas de desarrollo, junto con varios proyectos chinos.

 

Estos incluyen uno de la compañía CanSinoBIO, que recibió permiso para administrar la vacuna a los soldados chinos.

 

Science Alert

 

Lo más reciente