“Oh gloria inmarcesible , oh júpiter inmortal” por la Tv

Por: Nelson Guillermo García Gaitán.

“Oh gloria inmarcesible , oh júpiter inmortal” por la Tv

El Sonajero

La semana pasada nos dejó como pocas veces sucede  al año un nombre y dos misiones humanitarias para recordar como cierre de este mes bisiesto de 2020: Júpiter, por un lado Júpiter el Boeing 767 que partió de Bogotá el sábado 22 de febrero a las 3 a.m. con destino final la ciudad china de Wuhan, y  que mantuvo a los Colombianos toda la semana como testigos de su travesía alrededor del mundo para terminar en la noche del jueves 27 de febrero aterrizando en Bogotá de nuevo con 15 compatriotas a bordo,  la esposa china y los hijos de uno de los colombianos repatriados, y una venezolana esposa también de otro connacional, y que albergó también  ocho extranjeros más de España y México;  es decir, toda una misión humanitaria para rescatar de la tragedia a 26 personas;  y el otro Júpiter de la semana es un León, que  también fue rescatado por la Fuerza Aérea Colombiana esta semana de las garras de la muerte, y transportado desde Montería (Córdoba) hasta Cali.

 

Y es que como para no olvidar la televisión desde sus inicios ha sido la ventana por la que muchos ciudadanos del mundo se asoman a estas historias fantásticas: amores imposibles, hazañas heroicas, lugares extraordinarios, viajes a la Luna, a Marte, al espacio en general (aún creo no han llegado a Júpiter el planeta), a tragedias, a guerras, a muertes violentas, a la vida secreta de los reyes, los gobernantes, a historias de amor y odio, a telenovelas, a concursos, a los chismes, y hasta a la vecina de al lado que protagoniza una feliz o generalmente triste noticia; mejor dicho la historia del Rey león que no se pudo ver en cine, pero que podemos ver en repetición por la TV, esa misma televisión puede hacer de Júpiter, el avión y el león protagonistas de dos regresos a casa en Colombia durante una misma semana como acaba de suceder en este fin de febrero de 2020 para la memoria.

 

Y es que como allá en noviembre de 1985 también en una semana millones de ojos se dieron cuenta de las tragedias colombianas más globales de entonces por la televisión: El Palacio de Justicia y Armero, esta semana también como lo reitero por esta pantalla chica los colombianos y parte del mundo también fueron testigos de las hazañas de los colombianos; y paradójicamente retomando el nombre  del planeta más grande de nuestro Sistema Solar, o del Dios Romano más poderoso Júpiter como el personaje de la semana, ese  Júpiter avión y León a la vez en nuestra querida Colombia encarnó esta semana los sueños, los miedos, las frustraciones, los deseos, la rabia, las termopilas brotando, la abnegación es mucha, los surcos de dolores, del hombre y el león sus derechos, en la pupila de los televidentes, todo esto porque para unos colombianos radicados en China, para sus familias,  y para un León y su criadora finalmente cesó la horrible noche.

 

Júpiter se quedará en la memoria de los televidentes colombianos; porque si el sol alumbra a todos, pues justicia es libertad finalmente, y justamente eso es lo que encierra esta hazaña de la semana con un mismo héroe como protagonista la Fuerza Aérea que nos cuenta una historia de justicia, que ojalá se repitiera todas las semanas a través de quienes deben ser los verdaderos protagonistas de la verdad para todas las historias: para los falsos positivos, los que protestan, los que sufren, los desaparecidos, las víctimas,  para que también aparezcan en la televisión y podamos cantar al unísono: “la libertad sublime derrama las auroras de su invencible Luz”

 

El Sonajero 

Nelson Guillermo García Gaitán

@negar3g 

 

 

2020-03-01

Lo más reciente