[Podcast] Amor en nombre de mujer en la Televisión

Por: Nelson Guillermo García Gaitán.

[Podcast] Amor en nombre de mujer en la Televisión

Foto: El Sonajero

Y para seguir a tono con el mes del amor y la amistad nada mejor que dedicar la mirada de hoy, a la forma como han mostrado a la mujer desde la pantalla chica en Colombia,  ellas han sido las protagonistas con sus nombres en nuestro formato estrella la telenovela, y en sus originales versiones que van más allá de los formatos como que se cuentan las historias;  estas heroínas, madres entregadas, amantes, rivales, amigas, enemigas, cómplices, secretarías, asistentes, amas de casa, doncellas o simplemente mujeres colombianas en sus múltiples facetas, han sido las protagonistas de grandes historias de amor, a veces imposible, peleado, arrebatado, prohibido, peligroso, esperado, sincero, interesado, pero eso sí;  siempre feliz al final, ah y supuestamente para toda la vida.

 

Y está labor de enaltecer y honrar a las mujeres ha sido la tarea agotadora de creativos, directores, productores, empresarios, patrocinadores, personal técnico, actores y grandes actrices, quienes sumando  sus talentos y esfuerzos, en una  lucha casi diaria  por conquistar a los esquivos televidentes colombianos, han tenido que agotar su creatividad al nombrar estos melodramas o series acudiendo a toda la fuerza que puede tener el nombre de sus producciones, eso sí,  como un homenaje directo a ese cuerpo y nombre de mujer que representan sus historias y que muestran en su conjunto un panorama de la mujer colombiana.

 

Y en este esfuerzo ha incluido a la familia entera, pues desde La Madre hasta La Abuela, han aparecido, pasando por La Viuda de Blanco, La Hija del Mariachi, o La Tía Julia y el Escribidor pues no han dejado en paz ni a La Ex, mejor dicho todos los lazos familiares se han visto involucrados incluso Padres e Hijos. Tampoco se han discriminado ni los oficios como en los mejores cuentos clásicos que inspiran muchas producciones como La Cenicienta, que a la colombiana se han llamado: La Caponera, o a Dora la Celadora y hasta  La Mujer del Presidente o simplemente el oficio de ser  Solo una Mujer, o La Mujer Doble y otros no tan dignos como las Muñecas de la Mafia, o el peor de todos a mi parecer La Esclava Blanca o el de Divorciada o las Brujeres, las mujeres y sus cosas por así nombrarlo.

 

Y es que cuando de títulos de producciones en términos femeninos se alude como no recordar a Merlina Mujer Divina, o a María Bonita, o a la Mujer en el Espejo, o a Lola con todo y sus Calamidades, y que mujer no quisiera ser la Reina del Flow, y que hombre no quisiera compartir Los Pecados de Inés de Hinojosa, o conocer a las Juanas, para no estar solo con Manuela o con la Intrusa, porque Sin Senos no Hay Paraíso, y no decir nunca Quieta Margarita o que Isabel me la Veló, mejor gritarle a todo el mundo que Yo Amo a Paquita Gallego, o disfrutar del mejor Café con Aroma de Mujer.

 

Y el homenaje a nuestras heroínas no ha permitido dejar en el olvido a las reales como La Pola y a Manuelita Sáenz, o a la Momposina y a todas las Marías, la Bonita, la simplemente María, la María Madrugada y hasta a María Magadalena, finalmente en este legado con sus nombres, colores, sabores, y hasta temores, a quién no se le va a olvidar el de Betty, porque ha sido la Fea más querida de todos los colombianos, aunque todavía nos estemos preguntando ¿por qué mataron a Betty si era tan buena muchacha?... Bueno está es el homenaje a la mujer colombiana y a sus representaciones de telenovela, porque la televisión es el espejo de la realidad y será por mucho tiempo más uno de los tantos escenarios ideales para dignificarla, amarla y celebrarla; así sea como La Pantera o como una Potra Zaína, ese es mi homenaje del amor en nombre de mujer en la Televisión.

 

Lo más reciente