[Podcast]Señales en la televisión

Por: Nelson Guillermo García Gaitán.

[Podcast]Señales en la televisión

Foto: El Sonajero

“Ah, es que no hay nada que ver en televisión”, esa frase la he escuchado cientos de veces desde que era niño, y quizá entonces podía ser cierto, pero hoy en la era de las plataformas digitales de conexión, en el reinado de la televisión por suscripción con un plan básico de 65 canales, eso sí que es una verdad a medias, bueno, aunque si la afirmación hace alusión a una reflexión crítica sobre el contenido de los programas de un canal, podría ser cierto, sin embargo yo afirmo lo siguiente: aún hay señales buenas en la tv, es más canales completos muy buenos, por lo menos en Colombia, como Señal Colombia, mi tema de hoy para cerrar este mes de homenajes bicentenarios con el que considero de lejos el mejor canal de televisión del país.

 

Nace el mismo día que se celebra el día del periodista, un 9 de febrero de 1970, ya casi 50 años de historia, vale la pena celebrarlo y homenajearlo en el 2020 porque desde sus inicios ha representado lo público en una parrilla de programación que nos honra en esa diversidad y multiculturalidad que nos caracteriza como colombianos, que el canal 3, que el 11, que el canal de interés público, es   hoy el canal que nos permite ver `todo lo que podemos ser´, como lo plantea en su eslogan, es una buena señal por televisión abierta pública y gratuita.

 

Es una apuesta innovadora sobretodo en su parrilla infantil, que ha sido ampliamente reconocida con premios a nivel nacional e internacional, con unas apuestas documentales para todos los públicos, con un sabor a Colombia en cada formato, con una propuesta estética y narrativa que sin duda permite expresar sus ejes temáticos desde diferentes miradas: lo cultural, lo educativo, lo público, lo audiovisual, lo local-global, lo tecnológico y hasta lo administrativo, como ellos mismos lo expresan en sus compromisos, que como analista reafirmo, se ven en sus proyectos de series y contenidos en general, todos los días, las 24 horas.

 

Pasearse por sus apuestas audiovisuales multiformatos diarios es reconocer al otro en uno mismo: como por ejemplo en la serie animada infantil Yakú y los héroes de Antigua, que se presenta en las mañanas, junto a otra gran variedad de programas sólo para niños, que en los otros canales nacionales a veces no aparecen;   o saborear la historia de Colombia con una repetición que no busca ganarle a la competencia como Revivamos Nuestra Historia, con Bolívar el hombre de las dificultades, o reflexionar sobre nuestra realidad a través de los documentales unitarios o en serie de su parrilla, o esperar ansiosos el estreno del especial documental: Llinás, el cerebro y el universo el próximo 30 de agosto, un testimonio audiovisual sobre nuestro más grande científico;  o disfrutar la comedia Dejémonos de Vainas en las noches, para validar aquello de “recordar es vivir”, no me alcanzaría este texto para seguir hablando de cada serie, propuesta o formato que se esconde y aparece en su programación, atrévase a tomar el control de su pantalla, de su operador de tv y cambie el canal a Señal Colombia y compruebe que lo que digo es verdad.

 

Por canales como este vale la pena ser televidente en Colombia, este canal de televisión nacional lo he puesto de ejemplo en innumerables charlas académicas y talleres de televisión, porque ofrece esa posibilidad de `ver y ser visto´ que es una característica de las televisiones nacionales y regionales, porque generan identidad y sentido de pertenencia, porque me ratifican que aún hay señales en la TV para ver. 

 

Lo más reciente